martes, 25 de marzo de 2008

De que trata este blog?

"Y Jesús les dijo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos."
Mateo 16:6

Cuando leemos los evangelios insistentemente salen a relucir una y otra vez en el relato dos grupos judios de influencia política y religiosa, opuestos entre si, fariseos y saduceos. Las diferencias entre estos eran marcadamente hostiles, pero este hecho no les impedía tener un enemigo común al que probablemente aborrecieran y temieran mas que a los miembros de la facción contraria. Nos estamos refiriendo a Jesus de Nazaret.

La predica llana y sencilla de este, contrastaba con el tedioso formalismo de los primeros. La profundidad de su mensaje con la superficialidad del de ellos. Su humildad y franqueza con el orgullo e hipocresía de estos.

En cuanto a los saduceos, las afirmaciones de Jesús tocante a la vida y recompensas después de la muerte, hería su susceptible espíritu racionalista, entendiendo por racionalista la acotada mentalidad que cree poder circunscribir todo conocimiento existente al mero ámbito del mundo físico al cual el hombre se encuentra limitado.

Ha pasado mucho tiempo desde entonces, pero el cristianismo sigue enfrentando a los mismos enemigos que su fundador. El mensaje eterno de aquel que dijo ser La Verdad, es desvirtuado por espíritus legalistas que pretenden reducirlo a inertes mandamientos humanos y rechazado por mentes cerradas con un acotado sentido de la realidad.

Particularmente creo que actualmente la segunda de estas tendencias es en gran parte una consecuencia de la primera mas que un resultado natural del progresivo avance del pensamiento humano. Se dice a veces en el medio académico, que el proceso
de secularización que caracterizó al pensamiento moderno en el ámbito de las ideas, no fue un movimiento antirreligioso sino arreligioso. Basta hechar una ojeada a las aseveraciones que con respecto al cristianismo o la religión en general hacen muchos de los intelectuales que dan forma a este pensamiento para darse cuenta que esto no es cierto (por no hablar de la abierta animosidad que hacia estas cuestiones muestran muchos profesores universitarios herederos de este esquema mental).

El hombre moderno reaccionó contra el abusivo sistema religioso que rigió con vara de hierro la vida en llamado "Antiguo Régimen", apartándose al extremo opuesto (defecto muy común en el humano) y negando, en su precipitado afán por despojarse del viejo yugo, todo elemento que contuviera el mas mínimo punto de contacto con aquel.

Sobre cuestiones relacionadas con estos temas versa el presente blog, intentando contribuir, con la guía de las escrituras, a erradicar los vestigios de esta vieja levadura, que tanto ha fermentado, y que en forma de prejuicios religiosos e intelectuales, tan nociva ha resultado ser para la verdad.

4 comentarios:

Jaaziel dijo...

Me recordaba que leyendo el Sermon del Monte, al terminar dice:
"Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas"

Verdadera autoridad...
Un abrazo fraterno desde Madrid, me gusta mucho tu blog

Guille dijo...

Si!! De eso trata!! Me alegro que se haya entendido la idea.

Veo que me linkeaste desde tu blog, gracias!!

Jaaziel dijo...

Como no Guille?
No todos los días se encuentran blogs tan interesantes como el tuyo ;-)
Sigue adelante!!

Guille dijo...

Gracias!! Intentare no defraudar :)