jueves, 27 de diciembre de 2012

La revelación del Antiguo Testamento

El Plan de Dios en el Antiguo Testamento, por Jack Scott, fragmentos.

"En realidad, la revelación del Antiguo Testamento es la narración de cómo Dios ha cambiado a una muchedumbre de pecadores, transformándolos en propiedad suya, escogida entre los pueblos de la tierra. Puesto que esa labor comenzada en el Edén continúa hoy en día, la nube de testigos de los milenios pasados tiene mucho que decirnos a los de hoy".

"A través de todo el Antiguo Testamento podemos seguir una de las señales distintivas de los hijos de Dios, a saber, aquella sensación de necesidad de él".

"Vemos así cómo Jacob, Moisés, David, y Ezequías, entre muchos otros fieles, aprenden a confiar en Dios por encima de todo, y a buscar en él las respuestas a todas las perplejidades y pruebas de la vida". "Al mismo tiempo vemos cómo se va desarrollando otra cualidad esencial del pueblo de Dios. El amor nace y crece en los que por naturaleza eran pecadores hostiles luego que la gracia de Dios efectúa su obra en sus corazones".

"El pueblo no daría la talla de las altas normas establecidas por Dios. Por lo tanto, Dios les dio los sacrificios para impresionarlos con esta realidad y, al mismo tiempo, con la seriedad misma del pecado".

2 comentarios:

Isa dijo...

¡Hola, Guille! Muy cierto lo que escribes: "El pueblo no daría la talla de las altas normas establecidas por Dios. Por lo tanto, Dios les dio los sacrificios para impresionarlos con esta realidad y, al mismo tiempo, con la seriedad misma del pecado". Aunque esto me ha llevado tiempo el poder comprenderlo.
Paso también para desearte un año nuevo con mucha felicidad y propósitos en el Señor. ¡FELIZ 2013!

Guillermo de la Cruz dijo...

Gracias Isa! La cita de todas formas no es mia sino de un libro que estaba leyendo :) Que tengas un muy buen 2013 vos tambien y todos los tuyos. Un abrazo!