sábado, 26 de julio de 2008

Fiel a la Palabra


Me gusta guardar cuando leo, ciertas frases que por diferentes motivos llaman mi atención. No siempre tienen que ver directamente con el tema principal del libro en questión sino que por ahí son razonamientos secundarios que hacen al contexto sobre el que el autor desarrolla sus ideas.


Leyendo La Cruz de Cristo, de John Stott, por ejemplo, encontré esta frese que me pareció muy apropiada:
"Mi primera preocupación ha sido ser fiel a la Palabra de Dios, permitiéndole decir lo que tiene que decir, sin pedirle que diga lo que quizas yo querría decir."
Está relacionado con el post anterior. Muchas veces encaramos el estudio de las Escrituras con la intención de convalidar ideas previas o nos abocamos a la busqueda de autores que confirmen nuestra opinión. Saría muy saludable en lugar de eso adquirir la costumbre de acercarnos a la Palabra de Dios dispuestos a escuchar lo que ella quiere decirnos y no lo que nosotros queremos o esperamos oir.

16 comentarios:

Fabio Pereyra dijo...

Guille, es que a veces buscar que la palabra nos hable, significa exponerse a un cambio que no siempre estamos dispuestos a encarar, entonces mejor alinearse con algun autor con el cual nos identificamos y encontrar alli sustento para nuestras teorias.

Un abrazo!

Fabio

Yael dijo...

Algo que he perdido en estos años ha sido el estudio sistemático de la Biblia(estoy fuera de forma).He optado últimamente por el estudio devocional(más cómodo, lo sé pero mas acorde a mis tiempos e inquietudes).Trato de equilibrar con la lectura de libros o blogs donde el autor ha tomado importante tiempo, en la gran aventura del estudio minucioso...es una gratificacion que por el momento dejo pasar, pero quien puede ignorar la iluminacion de verdades ya reveladas que encontramos con la lectura diaria?? Espero no desviar la tónica de tu post.disculpas si lo hago, es involuntario...

Guille dijo...

Hola Yael!

Que bueno tenerte de nuevo por acá.
Si, a mi me pasa lo mismo, no tengo tiempo para dedicarme de lleno al estudio sistemático de las Escríturas como por ahí me gustaría o me sería necesario, pero siempre algo por mas ocupado que este trato de estar leyendo.

En cuanto el estudio devocional, seguro, la idea no es simplemente adquirir conocimiento, sino también "hacerlo carne" como decimos por acá, llevarlo a la práctica en la vida diaria.

No hay problema Yael, los comentarios también enriquecen, es otro de los atractivos de un blog.

Saludos!

Guille dijo...

Totalmente de acuerdo Fabio, es lo que trataba de expresar con el post. Nos da miedo pensar que conceptos a lo mejor muy arraigados, puedan estar equivocados y ese miedo actúa en cierta manera como obstaculo para un estudio sincero.

Un gusto de tenerte por acá :)

Jaaziel dijo...

Guille, que bueno!
Esa me parece una de las claves a la hora de acercarse a la Palabra, y a mi juicio, forma parte de la reverencia.
Acercarse, no buscando ser justificados, o justificar, sino en busca de dirección.
Un abrazo fraterno desde Madrid

Guille dijo...

Hola Jaaziel!
Parte de la reverencia, que bueno, no lo había visto así pero es cierto. Someternos nosotros a la Palabra de Dios y no ella a nosotros.
Gracias por la visita!:)

Isa dijo...

Me gustó esto: "ser fiel a la palabra de Dios" y tal cual tú lo dices, lo hacemos pero para buscar textos para nuestros pretextos, no para escuchar la voz de nuestro Señor y buscar dirección cual lo dice Jaaziel el ganador del libro de Keila, je,je. A mi me gusta leer mucho, primero la Biblia y lo hago para: 1.- estudiar para la clase de la Escuela Dominical; 2.- el devocional que como familia lo tenemos diario y 3.- mi propio gusto. No sé qué métodos son, pero no hay problema en eso, me gusta hacerlo, además, que me encanta leer mucho de diferentes libros, como por ejemplo el que se acaba de sacar Jaaziel.
Gracias por visitarme,saludos y te sigo leyendo cuando no ande de "gira por la vida", ja,ja,ja.

El Peregrino dijo...

100% de acuerdo Guille.

He visto a predicadores montar un mensaje en sus mentes, y luego valerse de la concordancia para acomodar textos bíblicos que le den cierta coherencia a lo que exponen; suelen quedar bonitos mensajes... pero nadie los recuerda pasada una semana.

En cambio, sé de gente que lee la Biblia conociendo su todo (la SUMA de la Palabra es verdad) y luego, se acercan repetidas veces para estudiarla como si fuera nueva... Estos encuentran tesoros, derriban falsas doctrinas, encuentran el Camino, dirección a sus vidas... ¡Y lo contagian a los que les rodean! ¡Descubren que la vida abundante existe!

El camino es largo, pero quiero ser del segundo grupo, y dejar que la Palabra de Dios me enseñe la dirección a Él. Pienso que intentar que la Biblia solo diga lo que cierto tipo de "credo denominacional" enseña, es una aberración, una tremenda falta de respeto al único digno de honra.

Gracias por seguir haciendo preguntas, Guille, es un alivio encontrar gente que piensa...

Saludos

Guille dijo...

Hola Isa!

Que bueno que tengas varios motivos para leer la Biblia, particularmente el que mas me gusto fue el tercero :) creo que el gusto y el interés personal por las Escrituras son muy importante.

Hey, Jaaziel sacó un libro? Como es eso, lo dice en su blog? Si es así me lo pasé de largo.

Gracias por pasar! Y si! nos seguimos leyendo :)

Guille dijo...

Peregrino, a lo mejor podría ser una nueva acepción para el diccionario RAEvangélico; ESTUDIAR LA PALABRA: Buscar diligentemente en ella versículos que podamos acomodar a los principios que nosotros queremos defender... para la opción B habrá que consultar las notaciones del hereje ;)

Saludos!!

El Peregrino dijo...

Si, creo que Davide Peregrinum está trabajando sobre algo acerca de esto, je, je...

De todas formas, no podrá ser bajo el epígrafe de "Herejes" porque gracias al trabajo de una popular investigadora ("Monjis Gvuerrilleratum") hemos llegado a una mejor traducción del término...

También se están sopesando los aportes de expertos eruditos como "Davide Svpra-Quo" y "Guillermum Exo-Ictus"

En fin, seguiré trabajando para ofrecer nuevas entregas "heréticas", de ese "ungido diccionario", ja, ja.

Jóse dijo...

Pues yo también soy fanático de las frases y ando alerta con los libros que leo porque muchos de ellos contienen sentencias o máximas tremendamente iluminadas y valen la pena anotarlas.

Respecto al estudio de la Escritura es cierto. Hace falta la humildad de JC, para así acercarnos a ver qué nos dice y no qué queremos que diga.

Shalom.

Guille dijo...

Hola Jose!

Un gusto tener por aquí tu alegre presencia :D

Si, hay personas dueñas de una genialidad tremenda que les permite resumir un gran saber en pocas palabras. Vale la pena "coleccionar" esas frases.

Y en cuanto a Jesucristo, sin duda, acercarse para escucharlo a el, es parte , como dice aquí Jaaziel, de la revencia.

Saludos!!

Guille dijo...

Hola nuevamente Peregrino!

Si, ya leí la tercer entrega del diccionario y deje un comentario:)

Había leido el comentario que citás de la Momja pero como me suele suceder, le te tuve que hechar nuevamente un vistazo. Es que me cuesta un poco asimilar tanto conocimiento, jeje.

A "Davide Svpra-Quo" ya se lo está extrañando, pero bueno, supongo que estará descansando un poco :)

Saludos amigo, nos leemos!

Brisa Nocturna. dijo...

Tremenda frase,es tan dificil mantener esa fidelidad sin desviarnos.Tantas veces,bajo el pretexto de fidelidad a la Palabra,se termina mantando la misma Vida de esta.

Guille dijo...

Si, es verdad, hay cada uno que entiende por "fidelidad a la Palabra" lo que se le da la gana, pero yo creo que hay un punto donde es demasiado evidente que uno deja de ser sincero...

Saludos :)