miércoles, 30 de diciembre de 2009

Natural Vs. Sobrenatural (V)

Entre los pueblos que pujan por ocupar territorio palestino, luego del declive del dominio egipcio sobre la región, los filisteos se van constituyendo, de acuerdo al relato bíblico, como un poderoso adversario de los hebreos.

1º Samuel 13 nos muestra al ejercito israelita en aprietos. El hijo del Rey hizo algo que disgustó a los filisteos provocando el avance de estos sobre los asentamientos Hebreos. En medio del panorama de desaliento imperante en Israel ante la amenaza de un enemigo notablemente superior en términos de armamento, Jonatan, toma la iniciativa, y secundado por su escudero ataca la guarnición filistea dejando escapar de sus labios, a modo de incentivo, un interesante concepto "quizá haga algo Jehová por nosotros, pues no es difícil para Jehová salvar con muchos o con pocos" (1º Samuel 14:6).

La idea subyacente tras la afirmación del joven entra en el orden de los conceptos que intentan ahondar estos post: En el plano de los eventos materiales no le cuesta más a Dios hacer las cosas de una forma que de otra. No le es más difícil alterar el orden de los acontecimientos habituales que hacer corresponder a cada causa el efecto para nosotros lógico y esperado. Las limitaciones y reglas fisicas y naturales aplican para los hombres, pero no para quien creo el mundo físico e impuso esas limitaciones y reglas. Él podría haber organizado el mundo de forma distinta a la que lo hizo.

La conclusión que se desprende de lo anterior es que el mundo físico, y los acontecimientos que en el se dan, están organizados y constituidos en principio de la forma en que Dios lo decidió, lo hizo y lo sustenta. El continuo devenir de los procesos naturales refleja entonces la voluntad, la acción y el poder divino en nuestro entorno físico de manera tan completa como lo haría un hipotetico fenómeno sobrenatural. Esta, que vemos a nuestro alrededor y en el hombre mismo, es la manera en que actúa Dios. No es más Dios o más poderosos cuando produce fenómenos considerados como extraordinarios desde una perspectiva humana. Su poder e inteligencia operan de manera continua en el incesante flujo de los eventos naturales y están presentes en cada uno de los componentes del mundo que nos rodea.

"...Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos;
toda la tierra está llena de su gloria."
Isaías 6:3

4 comentarios:

Isa dijo...

Me encantó tu post,Guille.Este es un texto que me encanta, me fortalece y conmueve. Es increíble que este Dios tan poderoso y maravilloso nos ame y ¡nos utilice! cuando nos dejamos en sus manos.
Precioso post amiguito.
Saludos en este recién estrenado 2010 hasta tu preciosa Argentina.

Guille dijo...

Hola Isa!

Me alegro que te gustara :)
Si, creo que esto último que decís es también algo muy importante. Que nosotros mismos somos una de las formas en que Dios obra y se muestra!

Saludos!

extranjero_peregrino dijo...

Hola Guille, tu post me hizo pensar en varias cosas y escribí esto q te invito a leer

http://extranjeroypregrino.blogspot.com/2010/01/cerca-de-la-muerte.html

un abrazo!

Guille dijo...

Si, ya le estuve dando una mirada :) Muy bueno!