domingo, 23 de agosto de 2009

¿Dónde está Willy?

En vista de que más de un amigo ha tenido la amabilidad de preguntar sobre el particular, atención que nuevamente se agradece, vuelvo a escribir después de un tiempo (bastante largo), para contar un poco cuales han sido los asuntos en que estuve ocupado desde mis últimos post.

Como algunos quizás sepan, estudio Relaciones Públicas, en una universidad de aquí, de Argentina y además de eso, tengo mi trabajo de nueve horas en el departamento de administración, de una empresa proveedora de servicios de Internet. A principios de este año, atendiendo a un deseo un tanto postergado, me anoté en el SITB (Seminario Internacional Teológico Bautista), para cursar un par de tardes que me quedaban libres. La idea en realidad era trabajar menos horas, para estar en condiciones de dedicar mayor tiempo al estudio, cambió que estaba dispuesto a realizar aun cuando implicara una reducción en mi salario. El asunto es que debido a una reestructuración en ciertas áreas de la empresa, las cosas se dieron al revés, y termine más bien asumiendo nuevas responsabilidades, con lo que se esfumaron las posibilidades de reducir mi jornada de trabajo. En definitiva, acabe con unos horarios muy cargados, que prácticamente no dejaron margen para otro tipo de actividades.

Actualmente estoy planeando un cambio de rumbo en el plano laboral, que me permitiría organizar de forma más cómoda mis actividades. La idea es orientarme hacia la docencia, actividad que, con el porcentaje de materias aprobadas que tengo, de mi actual carrera, y de otra anterior, ya estaría habilitado en mi país, para desempeñar. Además de ser algo que siempre me atrajo, me otorgaría una mayor flexibilidad horaria, dándome lugar a, entonces si, encarar más seriamente nuevas actividades. Por otra parte, estuve pensando y llegué a la conclusión de que, siendo tareas como el estudio y la investigación, las que más me gustan y menos me cuestan, sería lógico pensar en el académico, como el ámbito sobre el que finalmente proyecte mi futuro profesional.

Debido a que, por cuestiones administrativas, este cambió lo más probable es que pueda concretarlo recién para el año que viene, voy a suspender lo del seminario por este cuatrimestre. Si bien en las pocos materias que curse en el anterior obtuve muy buenos resultados, lo cierto que me volví bastante loco y no pude dedicarme de la manera que quisiera ni a esto ni a la facultad.

En fin, habiendo tomado estas decisiones me siento bastante liberado y con expectativas. Espero también, ahora que dispongo de un poco más de tiempo, poder volver a dedicar algo de este a escribir aquí. No prometo mucho, pero si, al menos, seguir con la rutina de ir volcando, de vez en cuando, ideas y conclusiones, como medio de expresión, y como forma de compartir con aquellos que gusten darse una vuelta por acá cada tanto.

8 comentarios:

Yael dijo...

Muy original el título, me sorprende que nos abras las puertas de tu vida, al contarnos para que lado andas rumbeando :)

Guille dijo...

jaja, rumbeando no creo, no tengo pasta de bailarín :P

Gracias por pasar!

Yael dijo...

Estaba dificil, lo sé... cuando escribia la palabra rumbeando pensaba en rumbo...jajaja pero bueh
Te sigo leyendo..
ah encontré un blog de unos chicos prebisterianos...primero tuve que dar una revisión sobre la doctrina prebisteriana realmente la ignoraba..contame un poquito si tenés alguna postura al respecto.
reformadoreformandome.wordpress.com

Guille dijo...

Mirá, yo compartí, hace algunos años, varios campamentos con chicos presbiterianos, colaborando para L.A.Gr.Am. Solía haber, tanto en los grupitos que me tocaban a cargo como en el équipo de trabajo, y la verdad que las actividades uno las desarrollaba igual que con cualquier otro grupo evangélico con el que por ahí se está mas acostumbrado a tratar.

Particularmente yo pienso que lo más importante es compartir la fe en un Dios trino y en la muerte y resurrección de Cristo como medio de expiación por los pecados del hombre, después, hay cuestiones que aunque uno pueda sostener y preferir unas a otras, son más secundarias.

Voy a visitar la página, sabés que me gusta andar vagando por la web :) Yo también suelo visitar una página que creo que es de un seminario presbiteriano, de la que se pueden descargar algúnas clases bastante interesantes.

Yael dijo...

Guille. gracias por la rta,
tambien considero que los criterios que mencionaste sobre el cristianismo son los más relevantes frente al tema denominacional.
Al momento no había tenido contacto con la doctrina o alguien que fuera prebisteriano, de ahí la necesidad de consultarlo con alguien.
Lo único que me resulta un poco díficil de digerir es la "veneración" hacia Calvino,la fuerte doctrina Calvinista en algunos puntos entra en conflicto con la enseñanza recibida, pero bueh volvamos un mismo Espiritu , un mismo Bautismo......
Gracias nuevamente por tomarte el tiempo de leer y responder, se valora el gesto :)

Guille dijo...

no hay de que, un gusto intercambiar opiniones :)

Si, el tema de la expiación limitada no lo comparto, no me parece que de los textos a que habitualmente recurren los cristianos de tendencia ultracalvinista se desprendan necesariamentre las conclusiones que ellos sostienen, pero en fin, si nos metemos en el asunto de la predestinación hay para discurrir largo y tendido...

Saludos!

Julián dijo...

Que te vaya muy bien Guille en tus nuevos proyectos.
Gracias por tu tiempo.

Guille dijo...

Gracias Julián! Saludos!