sábado, 3 de mayo de 2014

Gozo en sus preceptos - Salmo 119

Psa 119:143  He caído en la angustia y la aflicción, pero tus mandamientos son mi regocijo.

Psa 119:148  En toda la noche no pego los ojos, para meditar en tu promesa.



Psa 119:159  Mira, SEÑOR, cuánto amo tus preceptos; conforme a tu gran amor, dame vida.

Psa 119:161 Gente poderosa me persigue sin motivo, pero mi corazón se asombra ante tu palabra.
Psa 119:162  Yo me regocijo en tu promesa como quien halla un gran botín.
Psa 119:163  Aborrezco y repudio la falsedad, pero amo tu ley.
Psa 119:164  Siete veces al día te alabo por tus rectos juicios.
Psa 119:165  Los que aman tu ley disfrutan de gran bienestar, y nada los hace tropezar.
Psa 119:166  Yo, SEÑOR, espero tu salvación y practico tus mandamientos.
Psa 119:167  Con todo mi ser cumplo tus estatutos. ¡Cuánto los amo!
Psa 119:168  Obedezco tus preceptos y tus estatutos, porque conoces todos mis caminos.


Psa 119:171  Que rebosen mis labios de alabanza, porque tú me enseñas tus decretos.
Psa 119:172  Que entone mi lengua un cántico a tu palabra, pues todos tus mandamientos son justos.
Psa 119:173  Que acuda tu mano en mi ayuda, porque he escogido tus preceptos.
Psa 119:174  Yo, SEÑOR, ansío tu salvación. Tu ley es mi regocijo.