martes, 20 de octubre de 2009

Guillermo Vilas, Dios y la arrogancia

Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas. Isaías 42:8

Hace algunos años, en el programa televisivo Puntodoc, el periodista Daniel Tognetti le hacía una pregunta al ex tenista Guillermo Vilas, acerca de la imagen que mucha gente tenía de el, como de una persona soberbia.

“¿Qué es ser soberbio? - respondió el entrevistado - ¿Decir que fuiste campeón del mundo?... si viene Dios y te dice: Hola, soy Dios, ¿es soberbio? No, es solamente Dios.”

Disquisiciones referentes a la humildad o no del deportista aparte, hoy día pareciera que su argumento ha perdido efectividad. De hecho uno llegaría a pensar que si en la actualidad Dios se le presentara a un hombre y le dijera "Soy Dios" probablemente este le respondería "Ay, 'soy Dios', que arrogante..."

Se ha extendido a través de la mentalidad contemporánea cierto espíritu de pretenciosa susceptibilidad en línea con la cual el individuo se siente con frecuencia ofendido ante expresiones bíblicas en las que Dios anuncia sus virtudes o declara su potestad sobre la creación.

No encuentro justificada esta reacción. No hay ninguna relación lógica entre las proposiciones: "Dios afirma su supremacía", "Dios es altanero o soberbio". Este tipo de pensamiento puede estar muy arraigado en ciertos sectores sociales, pero la validez de un razonamiento no depende de su arraigo en el imaginario colectivo, que puede ser y es constantemente irracional, fluctuante y contradictorio.

Particularmente no tengo problema con los pasajes de la escritura en que Dios afirma su grandeza. No creo que esto tenga que ser motivo de escándalo, por el contrario, pienso que debería estimular la reflexión en torno a la grandeza del Dios con quien tiene la facultad de tratar el hombre.

6 comentarios:

David Tigani dijo...

Hola Guillermo,

Quisiera preguntarte: Cuando decís "Este tipo de pensamiento puede estar muy arraigado en ciertos sectores sociales"; ¿A qué te referís puntualmente?

Saludos,

Guille dijo...

Hola David,

Use la expresión “ciertos sectores sociales” para no hacer una generalización a toda la sociedad, que no hubiera sido una idea fiel a la realidad.

Saludos.

David Tigani dijo...

Hola Guillermo,

De acuerdo con vos.
Creo que cometí un error en la interpretación del texto. La frase me sugería que dichos "sectores sociales" estaban identificados.
Gracias por la aclaración.

Saludos,

Guille dijo...

Si, me di cuenta después de escribirlo que sonaba medio así. No lo cambié nomás de vago, de no pensar otra frase...

veldugo01 dijo...

BUeno... si se lo preguntas a un no-argentino te dirá: "bueno Guille, tenista y argentino, qué puedes esperar?" Porque todo el que no tiene contacto con Argentina es lo que imagina. Yo te diría: ¿qué puedes esperar de alguien sin temor de Dios y con los sumos subidos a la cabeza? ¿qué puedes esperar de alguien que no tiene el más mínimo respeto hacia su Persona?

Guille dijo...

Si, incluso gente sin simpatías religiosas en particular lo critico por eso. De todas formas lo que me pareció irónico fue pensar en que si Dios se presentara a un hombre, hoy muchos parecieran dispuestos a decirle "ay, `soy Dios`, que soberbio..."

Saludos Fausto, gracias por la lectura!