lunes, 18 de agosto de 2008

El carácter de Timoteo

Hablamos en el post anterior de la mala utilización de 1 Timoteo 5:20 por parte de hermanos deseosos de reprender en público a los pecadores impenitentes (lo bueno de un blog es que cuando decimos "hablamos", realmente hablamos e interactuamos y no es sólo una expresión condescendiente a modo de artilugio para que el lector se sienta incluido). Habiendo arribado a la conclusión de que una apresurada utilización de este texto comete el grave error de omitir el contexto y situación específica en que fue vertido, dejamos la puerta abierta a la posibilidad de que su uso, tal vez si sea valido en situaciones análogas.

Volvemos al tema comenzando con lo último que se dijo en el post anterior, que en todo caso es necesario tener en cuenta cuales eran las cualidades de Timoteo, que llevaron a Pablo a concederle esta atribución.

De versículos como 2 Timoteo 1:6-8, la mayoría de los comentaristas que consulté, coinciden en señalar que Timoteo era un joven de carácter mas vale tímido que necesitaba ser impulsado regularmente por las exhortaciones de Pablo para cumplir su cometido. Esta descripción encaja también con la actitud del apóstol, cuando al escribir a los corintios, en oportunidad de la posible llegada de su discípulo, parece mostrar particular interés en que los hermanos del lugar no lo desprecien y lo hagan sentir cómodo (1 Cor. 16: 10-11).
Parece ser que Timoteo no era ningún James Bond del evangelio y me parece una apreciación importante para comprender el texto que estamos analizando. Si a una persona más impulsiva se le diera una oportunidad semejante de reprender a los demás, seguramente caería en excesos poco pertinentes al espíritu cristiano, en cambio, para Timoteo, me inclino a pensar que el mandato del apóstol constituía más una carga que un privilegio del cual jactarse y que utilizaría todos los recursos a su alcance para resolver la situación problemática antes de llegar a utilizarlo.

Aparentemente Timoteo era un hombre de caracter afectuoso y sensible (2 Timoteo 1:4) cualidad también importante a tener en cuenta, a partir de la cual podemos razonar que aún en caso de utilizar su derecho a la reprensión, lo haría con tacto y en forma más vale delicada.

Su reputación en el evangelio era avalada por no pocos creyentes (Hechos 16:2).

El interes mostrado en otras ocasiones por Timoteo hacia diversos grupos de creyentes (Filipenses 2:20) hace pensar en una persona que actuaría movida por genuina preocupación y no simplemente por enojo o por querer imponer su opinión.
Aquí hace falta recalcar algo obvio pero en lo que reiteradamente se falla, y es que esta preocupación debe ser verdadera y no solo de palabra. No basta decir, "te digo esto porque estoy preocupado por vos" o "porque sentí de Dios que te lo tenía que decir". Tildenme de cínico, pero no me creo mucho estas frases y pienso que debiéramos lavarnos la boca antes de utilizar el nombre del Señor a modo de pretexto para hechar en cara cosas que en realidad es a nosotros a quienes nos molestan.

Por último quería destacar un hecho que, escuetamente nombrado en las escríturas, se suele pasar por alto y es el que en algún momento de su vida, si bien carecemos de mayores datos, sabemos que Timoteo llego a estar preso (Heb. 13:23) sin duda a causa del evangelio. Esto evidencia su compromiso con el mensaje de Cristo, lo que le otorga, por decirlo de algún modo, un plus extra de autoridad, para actuar de acuerdo a lo encomendado en el texto que analizamos. De todos modos insisto en destacar la primacia del verdadero interes y el amor por sobre el sacrificio, ya que la Biblia es clara al manifestar la inutilidad de los hechos exteriormente mas heroicos si no son motivados por la principal de las virtudes (1 Cor. 13:3). Teniendo en cuenta además lo retorcida que puede llegar a ser el alma humana no me es difícil pensar en personas que estén dispuestas incluso a experimentar cierto sacrificio o hacer obras a favor de otros con tal de poder ejercer cierto poder sobre aquellos o simplemente sentirse importantes.

En fin, podríamos seguir hablando de Timoteo, de su conocimiento de las Escrituras, de su sana condescendencia al acceder a circuncidarse aunque no le fuera necesario, de las manifestaciones proféticas en cuanto a su ministerio y de su don especialmente conferido, todo lo que parece hacer de aquel que recibió la facultad de poder amonestar a otros publicamente, una persona bastante díficil de emular. Por el momento me contento con pensar que la próxima vez que alguien tipee el texto de 1 Timoteo 5:20 en el buscador, a lo mejor se encuentre con este sencillo aporte, que intenta dar al tema un enfoque diferente.

16 comentarios:

Brisa Nocturna. dijo...

Hola Guille.

Que buen analisis,gracias por compartirlo y por mostrar que antes de decir "la Biblia dice que..." hay que estudiar y analizar con mucho cuidado el versiculo en cuestion.A veces me molesta tanto que algunas personas blanden esta frase antes de soltar cualquier disparate,como si fuera garantia de autoridad.En las cartas a Timoteo hay versiculos sumamente delicados, que ameritan profundizar asi como lo haces tu antes de dar cualquier opinion.En los tiempos en que iba al seminario,nos recomendaron un metodo para el estudio que constistia en tres pasos,

1- Observar todo el texto y su contexto,cultural,historico,referencias,a quien fue escrito,porque,buscar significados en diccionarios, etc.
2- Interpretar con mucho cuidado que es lo que quiere decir,tratando de ser abiertos y sin prejuicios.
3- Aplicar la enseñanza del pasaje de la manera en que nos edifique,segun nuestro tiempo y situacion.

Bueno,son solo recomendaciones.Tambien nos aconsejaban tener en cuenta las diferentes reglas de interpretacion segun lo que se estuviera estudiando,no puedes interpretar de la misma manera profecia,poesia,espistola,apocalipsis,historia.En fin, son consejos nada mas,porque no hay reglas o metodos infalibles,era un seminario pequeño para inmigrantes hispanos.

Bueno amigo,nos seguimos leyendo.Muchos saludos.

Guille dijo...

Hola Brisa!

Así que hiciste un pequeño seminario? Que bueno!
Si, la hermeneútica es una ciencia apasionante a la que me gustaría poder dedicarle mas tiempo.

Gracias amiga por hacerte tiempo para pasar aunque ya debes estar con la cabeza en otro lado :)

Brisa Nocturna. dijo...

Guille, si yo te contara mi historia con los seminarios...historias de aprendizaje,fracasos y decepciones.Mi papa por años fue maestro de uno en Cuba,cuando yo era niña,pero son otros temas.

Por otro lado, si =) tengo la cabeza en otro lado jejeje,pero siempre es bueno leer articulos como los tuyos,Superoquo y el Peregrino y otros mas, me animan mucho y aprendo mucho de ellos.Eso es lo bueno de bloguear,la interaccion tan buena que se puede llegar a tener.

Un saludo y Gol!!

Guille dijo...

Ay, bueno, gracias, es demasiado halago :)

Si, está muy bueno esto de poder interactuar e intercambiar opiniones con gente de todas partes.

Saluditos :)

Michel Lagunes Harris dijo...

Esas frases de "cristianés" que mencionas que efectivamente suenas más a como la excusa y no la razón correcta para decir las cosas, el amor que tanto nos falta y tanto necesitamos en el cuerpo de Cristo, genial post! saludos

Guille dijo...

Hola Michel!
Me alegro que se entienda, tenía miedo que suene muy duro, pero creo que son cosas que pasan con fecuencia.
Gracias por pasar :)

Jóse dijo...

Aquello de los "James Bond del evangelio" no sólo suena acertado sino, además, muy cómico.

:)

Shalom.

Guille dijo...

jaja, es verdad Jóse...
Que gran virtud la tuya, de ver siempre el lado cómico de las cosas. Debe ser muy saludable :)
Saludos!

Gustavo dijo...

Buen estudio. Pensaba en pablo mientras leia esto, ser formadores de vidas, ser mentores de gente que ame a DIOS, creo que debe ser un desafio de todos. Que bueno cuando tu discipulo se termina siendo un timoteo ...

gus (un gusto conocernos)

Gusmar Sosa dijo...

No solo es un enfoque diferente, sino muy atinado. Coincido con tu criterio, y oro para que quien clickeé y entre al post en verdad pueda ser sensibilizado. Saludos hermano.

Guille dijo...

Hola Gustavo!
Es verdad, que bueno, supongo que primero tendría uno que convertirse en un pablo.
El gusto es mutuo :)

Guille dijo...

Gracias Gusmar! Me alegro que te haya gustado :)

daniel lucas dijo...

Sin duda un ejemplo a seguir..

Y aqui comparto mi nuevo blog, recien esta en proceso de actualizacion, pero igual. NO lo he puesto en mi perfil aun, pero con el tiempo vendra, hasta entonces aqui esta la direccion:

http://rincondemife.blogspot.com

Guille dijo...

Buenísimo Daniel! Desde ya contá con mis visitas :)

Ah, sabés que no encontre el video de nooma que me comentaste (EVERYTHING IS SPIRITUAL), en el lugar de donde descargue los que vi. Vos ese lo descargaste de algún lado?

Saludos!

El Peregrino dijo...

Maravilloso punto de equilibrio amigo. Ojalá muchos puedan leerlo para dejar de señalar con el dedo frívolamente, usando textos fuera de contexto... Los consejos de "Brisa" y tu propia actitud, muestran que gracias a Dios hay gente que lee la Biblia con intención de aprender de Dios, y no como el que ya lo sabe todo...

Por cierto, respecto a Timoteo, hay un texto que me gustaría que pudierais comentar, es este:

1Co 16:10 "Y si llega Timoteo, mirad que esté con vosotros con tranquilidad, porque él hace la obra del Señor así como yo."

Cuando lo leía rápido, me imaginaba a Timoteo trabajando duro, pero ese "ASÍ COMO YO" de Pablo me hace meditar: ¿No estaría pensando Pablo en Timoteo como un sucesor sobre el que estaba depositando la "carga apostólica"? Eso ayudaría a entender por qué le explicaba como saber distinguir a buenos obreros para la iglesia, cómo combatir las falsas doctrinas, y el por qué de lo que ya comentaste en el post anterior, acerca de esa autoridad, que como bien dijiste, no era "para mandar", sino una "carga" (Además de otras muchas cosas claro)

No sé ¿Qué opináis?

Muy buen post, amigo, seguí así.

Guille dijo...

Hola David!
Gracias por tus palabras! :)
Interesante el tema de Timoteo que comentás. Sería para estudiarlo bien.
En principio creo que si, se coincide bastante en aceptar que Pablo esperaba dejar en Timoteo como a una especie de sucesor. No se si como apostol. Me parece que el apostolado es un tema ya más específico y restringido. Acá ya estoy tocando más de oido, pero me parece que por ejemplo uno de los requisitos o "credenciales" de un apostol en el sentido que se le da en el nuevo testamento, era que hubiese tenido contacto directo con Cristo (Pablo estaría habilitado entonces por su experiencia en el camino a Damasco)y de ser así me parece que Timoteo no entraría en esta definición.
Sería interesante estudiarlo este tema del apostolado, para refutar también a tantos supuestos "apostoles" que se levantan hoy día a diestra y siniestra.
Saludos! :)