viernes, 22 de agosto de 2008

Por que no otorga Dios peticiones sobrenaturales?

Revisando entradas viejas en el blog de Anyul, encontré esta en la que invita a opinar sobre un tema interesante. Presenta la postura escéptica planteada a partir de un debate entre Rick Warren y alguien que supongo será alguna especie de ateo, sobre las suspicacias que despierta entre los opositores de la fe, el hecho de que aparentemente pedimos los cristianos y Dios responde, únicamente aquellas cosas que están dentro del espectro de lo posible, como por ejemplo, que un inmigrante consiga empleo, pero que nuca se ora ni se ha comprobado que Dios conceda algún favor sobrenatural . Transcribo un párrafo para mayor claridad:

"¿Qué pasaría? – le pregunta – si un millón de cristianos rezaran para que le volviera a crecer un brazo a un hombre que lo perdió en la guerra? El resultado es, por supuesto, que no sucedería tal cosa, a pesar de que otras criaturas de Dios, como la salamandra, son capaces de llevar a cabo dichos procesos. El hombre no puede y, por tanto, nadie reza porque sucedan cosas que, como el ejemplo de Harris, son imposibles”.

Como en el mes de marzo cuando fue publicada no estaba muy inmerso todavía en esto de los blogs, no la había visto y voy a ensayar ahora una posible respuesta.

El problema reside en el punto de vista desde el cual hablamos de acontecimientos posibles o imposibles. El decir: que un inmigrante consiga empleo o a una salamandra le crezca la cola son cosas posibles, pero que a un hombre se le regenere la extremidad amputada es imposible, es correcto solo desde la perspectiva humana. Si existe un Dios todopoderoso a este le es igualmente posible hacer una cosa que las otras. Que ciertas cosas sean imposibles desde la perspectiva humana no implica que también lo sean desde la divina. Aunque en un contexto distinto en el que se refiere a cosas espirituales mas que físicas, creo que podemos apreciar esta diferencia de perspectivas en el concepto vertido por Jesús al afirmar: Para los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios (Mar. 10:27 y pasajes paralelos). Algunos otros textos interesantes para meditar al respecto podrían ser Gen. 18:14, 1 Samuel 14:6, Zac. 8:6.

Ahora bien, no solo es correcto decir que la distinción entre sucesos posibles e imposibles no es aplicable a Dios, además, el que algo sea posible o no a nivel humano, depende de lo que El disponga.

Es decir, si a Dios le era igualmente posible crear a los hombres de tal manera que cuando perdieran un brazo les vuelva a crecer, como hacerlos de forma que esto no acontezca, el que el hombre sea de esta última forma depende de que Dios así lo dispusiera, como dispuso todas las leyes que rigen la naturaleza.

Todas estas leyes entonces, que marcan lo posible e imposible a nivel humano, son disposiciones divinas.

Tiene bastante sentido por lo tanto que nos limitemos a pedirle a Dios aquellas cosas circunscritas dentro de la esfera de sus disposiciones y que Dios no actúe en forma que altere las leyes por el mismo impuestas (aunque pueda hacerlo, si lo desea, en circunstancias excepcionales). Después de todo, este actuar "natural" de Dios es tan demostrativo de su poder como lo sería un actuar sobrenatural, ya que una y otra cosa le son igualmente posibles y el hecho de que nos impresione a nosotros mas lo segundo se debe simplemente a un mero acostumbramiento a lo primero.

Otra objeción al respecto, que suele alentar las sospechas escépticas, es el hecho de que según las escrituras Dios aparentemente alteraba las leyes naturales con bastante asiduidad en la antigüedad, cuando nosotros convenientemente no estábamos, cosa que ahora no ocurre.

Esta apreciación también es errónea. Dios no actuaba en forma sobrenatural con frecuencia, sino por el contrario en casos particulares, y con respecto a individuos y ubicaciones geográficas específicas las más de las veces. Estas actuaciones milagrosas registradas en la Escritura acostumbran estar estrechamente entrelazadas con momentos críticos en la historia del hombre y de la revelación que a este hace Dios de Si mismo y si su lectura despierta en nosotros esa sensación de "asiduidad milagrosa" es porque son justamente estos momentos críticos los que la Biblia se encarga de registrar.

Sabemos que estos momentos alcanzan su punto cumbre con en el advenimiento de Cristo, según lo cual es lógico que estas operaciones sobrenaturales hayan comenzado a partir de entonces a declinar, hasta el tiempo en que Dios intervenga nuevamente en el devenir de los acontecimientos, para marcar el fin de la historia tal como la conocemos.

24 comentarios:

daniel dijo...

que tema no?. Pero es normal esperar preguntas como estas de aquellos que no entienden en verdad lo que es fe, creer aunque nunca vea nada. Los que no entienden que es un milagro mucho mas grande que un inconverso se convierta que se abra un mar..

Guille dijo...

Hola Daniel!
Acertada observación. Ya lo expreso Jesús al preguntar: ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda? (Mar. 2:9). A los ojos humanos sería mas difícil lo segundo, pero nosotros sabemos que para esto le bastaría una palabra mientras para lo primero le sería necesario padecer la cruz.
De todas formas soy de los que piensan que no debemos evadir cuestiones como estas escudándonos tras la fe (el escudo de la fe es para otra cosa) ya que muchas veces esto es una excusa para no analizar lo que decimos que creemos.
Veo que actualizaste tu viejo "rincón de la fe" congratulations! Espero que signifique también una nueva revitalización de tu fe :D
Ya voy para allá!

Monja dijo...

Muy bueno Guille.
El Poder de Dios sometido a su Propia Voluntad es muy difícil de explicar (y de creer) Muy buen tema.

Un gran abrazo

Anyul Rivas dijo...

excelente artículo, guille, gracias por linkearme, y que bueno que te haya interesado el tema peopuesto en el blog.

Saludos,

Guille dijo...

Gracias Monja! Siempre un gusto tu visita :)
Besos.

Guille dijo...

Al contrario Anyul, gracias a vos. Con tus post nos ponés a pensar...
Saludos :)

El Peregrino dijo...

Hola Guille, creo que apuntas bien en tu post, y me gustaría añadir (si me permites) y no lo digo porque cites a Rick Warren, que el tema es el "propósito" de DIOS.

El Evangelio rosa que nos han enseñado en muchos casos dice: "Pide, pide, y recibe, recibe"; pero omite cosas como que Dios responde y hace lo difícil, lo sobrenatural o incluso lo imposible (bajo el pensamiento humano, claro) pero siempre con un propósito. Cierto es que muchos se escudan en la falta de fe para decir por qué no responde Dios, pero creo que el problema está en que la gente ha creído a los tele-predicadores y archi-evangelistas que oran y declaran sanidad a las masas, y luego solo pasan adelante 6 personas... ¡Qué decepción crean! ¿No serán engañadores que desvirtuan el evangelio haciendo eso?

En mi vida, fui sanado de una enfermedad que no tenía "cura". Me trataron (médicos) con unas cremas preparadas especialmente para mí, similares a las que usaron para los dañados radiactivamente en Hiroshima... No sirvieron de nada (solo para perder dinero). Vino convicción a mi vida de que Dios podía obrar donde no lo había logrado la ciencia (no la desprecio, solo que tiene sus limites), decidí por mi cuenta y riesgo suspender el tratamiento... Y me sané de un día para otro.

Un conocido mío tenía leucemia, le dieron solo dos mese de vida... Desahuciado. Sanó milagrosamente y aún los médicos se preguntan cómo fue. Ni medicinas necesita. Conozco muchos más ejemplos de primera mano.

Y en todos ellos, Dios mostró que tenía una razón para hacerlo. Él no actuará para engrandecer un "espectáculo circense", sino para proveer de fe al que la necesita, para ayudar a creer que su brazo no se ha acortado, para ayudar al humilde de corazón...

Saludos

Guille dijo...

Hola David!

Por supuesto que podés, tus añadidos son siempre bien recibidos :)

Me parece acertada tu observación, en la misma sintonía podemos citar Mateo 4:2-7 y 12:38-39 entre otros.
Dios no altera la leyes naturales porque si o para otorgar un espectáculo y esto es consecuente con los registrado en la Escritura.

En cuanto a lo otro, yo mismo estuve en coma cuatro cuando era un niño de un año, los médicos no daban esperanzas pero acá estoy vivito y coleando :) algunos malintencionados insisten en afirmar que quedé medio turulo nomás, jaja, pero bueno, algo es algo.

De todas formas creo que, técnicamente, el escéptico insistiría en situar estos casos dentro del "espectro de lo posible", y da lo mismo, porque, como intentaba expresar en el post, el poder de Dios se revela justamente en la instauración de las leyes naturales , y esto está de acuerdo con lo señalado en la Biblia (Hechos 14:17).

Saludos! :)

Hada Saltarina dijo...

Hola Guille!
Te he conocido a través del comentario que haces a mi comentario (valga la redundnacia) en el blog de Expectante; y tengo que decirte que me parece muy interesante; tanto lo que dices como los comentaristas que te siguen.
Si no tienes nada en contra, te enlazo ya mismo.
Un saludo

El Peregrino dijo...

Ok Guille. Es cierto que "todo escéptico" no llamará milagroso a las cosas que da por sentadas (la lluvia, una bola gigante dando vueltas por el espacio y que se llama Tierra, la formación de un feto en el vientre de su madre, cada amanecer, que en un mosquito haya todo lo necesario para llevar un laboratorio vivo volante, ja...) Ante todo ello, cualquier escéptico lo catalogaría de "normal", pero ¿Son cosas fáciles de hacer para cualquiera de nosotros?

Verdaderamente el que quiere creer, cree, y el que decide no hacerlo, pues no lo hace, y ahí es donde creo que entra la acción del Espíritu Santo, que desde luego, encuentra una puerta abierta en aquel (o aquella) que se dispone a reconocer que Dios "puede estar ahí", y que toda la sabiduría humana está limitada para comprender el poder creativo que ha hecho TODO cuanto conocemos. Ser humilde y no altivo, admitir que somos limitados y necesitamos ayuda de arriba...

Por otro lado ¿Estás medio turulo? Pues entonces ya sé porque yo también lo estoy... Cuanto tenía meses de vida, me contó mi madre que hubo una noche de la que los médicos dijeron que no pasaría... Y aquí estoy, también medio turulo, ja, ja.

Un abrazote grande

Brisa Nocturna. dijo...

Hola Guille,que buen articulo,gracias por compartir tus impresiones.

Yo creo totalmente que Dios puede hacer cualquier cosa cuando El quiera,pero siempre me he resistido a todo el asunto de reclamar promesas y exigir cumplimientos por parte de El.He visto muchas sanidades y he visto otras tantas personas que no han sido sanadas,Dios es el mismo, su amor y poder no dependen de estadisticas de multitudes sanadas en un gran show.A mi me ayudo mucho en estos ultimos tiempos leer el libro de Yancey sobre la oracion,este tema el lo trata de una manera muy clara.

Muchos saludos amigo.

Yasser dijo...

la clave la has dicho Dios no contradice sus leyes. hay algo que he escuchado y me parece igual de interesante cuando se pregunta ¿Y no es que es todopoderoso pues?

el poder de Dios no se desliga de su sabiduría, ni de su amor. pero si de los caprichos

Guille dijo...

Hola Hada!

Yo llegue al tuyo por medio de un comentario que dejaste en Paradise Spirit, que tengo acá al costadito enlazado, me parecio interesante el tema que tratabas y por eso comente :)

Como no, no hay ningún problema.

Saludos!

Guille dijo...

Estoy de acuero David, tenemos que aprender a distinguir a Dios a través de la creación como enseña su Palabra y recuperar el asombro por las cosas cotidianas.
Creo que los salmos nos enseñan bastante de eso.
Bueno, ya somos dos turulos blogueros entonces, jaja.
Un abrazo :)

Guille dijo...

Hola Brisa!

Totalmemnte, el amor y poder de Dios no dependen de lo que vemos, ni de lo que sentimos sino que permanecen siempre inalterables :)

Gracias por pasar, un abrazo!

Guille dijo...

Hola Yasser!

Muy buena observación.
Creo que tu amigo Clive Staples :) toca el tema de las leyes fijas en El problema del dolor algo así como que la libertad del ajedresista depende de que no cambien las reglas del juego, pero no me acuerdo muy bien.

Saludos! :)

Yael dijo...

"La mente carnal no ve a Dios en nada, ni aun en las cosas espirituales, su Palabra o sus ordenanzas. La mente espiritual lo ve en todo, incluso en las cosas naturales, mirando los ciclos y la tierra y todas las criaturas."
Esta es una frase que utilizó en su Sermón dominical mi pastor. Enfatizó la importancia de elegir creer en Dios no dependiendo de evidencias sobrenaturales . Eligió como referencia Biblica la vida de Tomás.
En lo personal venía masticando el post que nos dejaste y trataba de aclarar mis ideas, que en este punto se entremezclan con hechos o experiencias que podrian ser rotuladas como subjetivas. Pero buscando una fuente mas confiable como lo es la Palabra de Dios....claras evidencias nos da de la veracidad del Señorío de Dios,(como bien desarrollaste).
Me produce un poco de escozor el intento de comprender de una manera sistemática y rígida el accionar de Dios, creo que la historia de la Iglesia ha sido marcada por ese error,la categorizacion de los hechos de Dios.Aun estoy en proceso para despojarme de tantos cliches respecto al tema, tanto engaño sembrado.
El tema deja mucha tela para seguir cortando...ja,ja
Saludos!

Guille dijo...

Hola Yael!

Que bueno tenerte nuevamente por acá.
Me parece muy acertada la frase de tu pastor. Es lo que compartía con Peregrino, tenemos que aprender a distinguir a Dios en la creación. Como el salmista, que era movido a decir "toda la tierra está llena de tu gloria".
Sin embargo a mi me parece que muchas veces es justamente la fe la que es utilizada como un cliche para no pensar y no creo que eso sea espiritualmente saludable. Si estamos seguros de lo que creemos no tenemos porque tener miedo a ponernos a pensar e indagar, siempre obviamente hasta el límite de lo que Dios halla decidido revelarnos, y creo que ese tipo de investigaciones robustece nuestra fe.
Es mi humilde opinión.

Saludops! :)

daniel lucas dijo...

Si, entiendo que no debo sacarmela, como decimos aca. Bueno te comunico que acabo de eliminar (rincondemife), esto no significa que mi fe se va con el blog, solo que mantener al dia dos blogs ya es bastante y un tercero seria demasiado. Pero todos los post que estaban alli volvieron a Memorias, mi blog personal, veo que lo tienes en tus links tambien. Igualmente seguire escribiendo de aquellas migas que encuentre en el camino, rumbo a nuestro verdadero hogar. Sigue adelnate, el espacio es una muy buena propuesta.

Guille dijo...

Es cierto Daniel, insume mucho tiempo.
De todas formas me parece bien que incluyas esos artículos en tu blog personal, después de todo la fe no debiera ser algo separado de nuestra experiencia diaria.
Saludos, nos seguimos leyendo :)

Gusmar Sosa dijo...

Eres un maestro brother!!! Me quedo hoy con el conocimiento sin comentarlo... Otro dìa... Hoy voy a pensar bastante en esto Saludos.

Guille dijo...

Gracias Gusmar! Un gustazo com siempre tu visita :)

Que hermosa criatura, felicitaciones por la tialdad ;)

hapuc dijo...

hola, que buen blog, es maravilloso leer un blog con este contenido...

espero que podamos compartie más

respecto a los milagros,, pienso que siem`pre el mayor de ellos es una vida transforada

Guille dijo...

Hola Ivonne.
Gracias! Me alegro que te haya gustado :)

Si, sin duda las mayores obras con que Dios puede beneficiarnos son las espirituales y no las físicas.

Gracias por la visita!